Moverse por las islas Bermudas

Las motos son las grandes protagonistas de las islas. Foto de Flickr de danny4u2.

Las Bermudas son pequeñas (menos de 60 km2) y el tiempo anima a caminar a no ser que una inoportuna tormenta no cale hasta los huesos, pero no hay problema, el sol saldrá de nuevo y brillará. Venir a las Bermudas significa escapar del mundanal ruido y del tráfico de las ciudades. Para moverse por la isla podemos alquilar un vehículo: un coche, moto o scooters, o una bicicleta, lo que es ampliamente suficiente para moverse por la isla y conocerla. Cada viajero escogerá el método que mejor le convenga, por eso en esta página les proponemos todos los servicios.

Informaciones prácticas.

La velocidad máxima esta limitada a 35 km por hora (20 millas por hora), aunque se puede llegar a los 50 km por hora (30 millas por hora). Tengan cuidado de no superar esta velocidad porque les podrían multar.

El alquiler de una pequeña moto puede costar unos 60€ por día (Unos 86 dólares). Alquilar un coche no es muy habitual, de hecho puede llegar a ser bastante complicado. La mayoría de los turistas que van a pasar un tiempo en las islas se decantan por la moto. Un pequeño scooter es suficiente para dos personas. No es caro y nos permite llegar a cualquier punto de Bermudas.

Autobuses.

Conductor de autobus. Los colores rosa y azul son los típicos de los vehiculos en Bermudas. Coloridos, coloridos sobre todo. Fotografía de Zilberman Sands Photography.

Una buena red de líneas de autobuses recorre las islas. Desde la terminal central en Hamilton, 11 líneas  circulan entre las 7 de la mañana y las 11 de la noche.  La Central Terminal se encuentra en Washington Street cerca del edificio del ayuntamiento de Hamilton.

Se puede pagar en metálico en los autobuses, pero los cobradores sólo aceptan monedas, no billetes. Además a veces se exige el precio exacto, por lo que se recomienda llevar monedas abundantes ¡cuidado!

Existe otra forma de pagar en los autobuses, es interesante si va a quedarse unos cuantos días o si se trata de grupos que van a utilizar varias veces los autobuses. En este caso puede comprar un carnet de fichas o un bono de transporte. Las fichas, tokens se venden por 15 y al igual que el transportation pass, permiten ahorrar considerablemente. Además son válidas en los ferries. Los tokens y el pase se compran en la Terminal Central, en las oficinas de correos, las oficinas de turismo y en algunos hoteles.

Los conductores son amables y pueden resolver nuestras dudas sobre un destino o lugar, no dude en preguntarles. Es de buena educación saludar y dar las gracias a los conductores, sobre todo cuando nos ayudan a localizar una playa o un hotel. En España especialmente se ha perdido la costumbre de la formalidad en el trato oral, por lo que se recomienda, sobre todo a nuestros ibéricos viajeros, no olvidar el good morning o good afternoon al entrar y salir de los autobuses.

Si nuestro trayecto exige un cambio o correspondencia no hay que olvidar pedir al conductor un transfer ticket, que nos permitirá coger el siguiente autobús sin pagar.